El Puertito de Güimar incluye un refugio pesquero que depende de la Cofradía de Pescadores de Candelaria y que será objeto de una reforma con el fin de mejorar sus prestaciones. Hasta entonces, este pequeño muelle cuenta con un dique utilizado por los pescadores de la cofradía, que también dejan sus barcas junto a las dependencias de la entidad en tierra, en una pequeña playa. Si este núcleo ya es muy atractivo por sus calas y amplia oferta gastronómica, comprobar el desenvolvimiento de los pescadores y disfrutar luego de un buen pescado en la zona redondea un día perfecto en uno de los pueblos más célebres del Sur.