Entre Playa de La Arena y Los Gigantes, con su cala de Los Guíos, Santiago del Teide ofrece también una coqueta y pequeña zona de baño conocida como Paya Chica. Aparte de los agradables charcos anexos, su accesibilidad y sus impresionantes vistas a la isla de La Gomera, este entrañable rincón, enclavado en la parte más antigua de esta localidad pesquera que ha acabado siendo un referente turístico, ofrece un agradable paseo y el histórico muelle. Las puestas de sol, los numerosos restaurantes cercanos, tascas y pubs, así como el gran número de hoteles y puntos de compras aumentan el interés turístico.