La parte conocida como Santana de El Ancón tiene un acceso a pie desde Santa Úrsula ideal para el paseo, la reflexión y el disfrute final del mar tras bajar por un acantilado espectacular.