Si desea gozar de la naturaleza, de vistas espectaculares y un paseo con algún tramo difícil pero con baño compensatorio en una zona protegida en parte del mar abierto, este charco es una gran elección. Convertido en referente local, los turistas quedan lejos de arrepentirse por su combinación de senderismo y placer oceánico.