Bonita bahía de kilómetro y medio de paseo, protegida del mar por un rompeolas que garantiza aguas tranquilas. Su principal particularidad es su arena dorada traída del Sáhara en 1973. Cuenta con aparcamientos y varios servicios. Se accede por la carretera TF-11. Se trata de la playa principal, de más tradición, dimensiones, servicios, aparcamientos y mejor acceso de la capital. Lo tiene todo para hacer de su visita un día inolvidable, con baños sosegados y sol casi permanente. Su ya emblemática arena se ve complementada con diferentes prestaciones, como sombrillas, tumbonas, vestuarios, baños y bares, así como exquisitos restaurantes en el barrio pesquero de San Andrés.

Restaurante de la Cofradia de Pescadores
Kiosco Carmelo
Kiosko Lucas