La vía de El Caletón incluye una pista a la izquierda que lleva a varios charcos con numerosos encantos si el mar lo permite, con una zona protegida del oleaje que parece esculpida.