Sacado casi del cuento de El Principito, este encantador lugar es una perla muy desconocida que, más allá de su acceso dificultoso, justifica por sí mismo un viaje a la Isla. Créalo.