La zona de El Tablado, referente juvenil, resume como pocas la simbiosis de los núcleos asentados en las últimas décadas con el baño y todo lo que permite el mar abierto.