Guía de Isora dispone de dos núcleos costeros de gran arraigo y atractivas zonas de baño. Un inmejorable ejemplo lo representa Playa San Juan, con su cala de menores dimensiones (foto inferior) junto a la bahía del puerto anexo y el esplendor de la playa grande. Ambas zonas de baño son de arena negra y callaos, piedras redondeadas por la erosión del mar. Un lugar aderezado con excelentes restaurantes, amplios servicios (casetas de vestuarios, áreas verdes con palmeras, parasoles…), aparcamientos y el encanto de un pueblo que ha sabido combinar su aire tradicional de asentamiento costero con las facilidades y avances de la modernidad. Una visita ineludible.