El entrañable pueblo de Los Abrigos es sinónimo de buenos pescados y sabor tradicional. Con una amplia oferta de restaurantes de distinto tipo, aunque sobresalen los especializados en los mariscos y pescados frescos, este enclave cuenta con una agradable playa cercana al pequeño puerto donde comprar todo tipo de frutos del mar, si quiere prepararlos en casa o en su hospedaje, aunque, por supuesto, también puede degustarlos en alguno de los diversos establecimientos. Además, y ya en sentido hacia la extraordinaria playa de La Tejita, se suceden varios y apetitosos charcos, entrantes de mar o playas de arena, como las que muestran las imágenes.