Junto a la playa del casco, El Caletón y la renovada piscina local son otras paradas obligadas si se desea disfrutar de baños variopintos con el célebre roque al fondo y múltiples servicios.