La playa más extensa de Arona, de casi un kilómetro de longitud, sirve de excelente nexo entre Playa de Las Américas y Los Cristianos. Considerada como uno de los principales puntos de interés de Tenerife, se caracteriza por su variedad, animación y accesibilidad para todo tipo de bañistas. En ella caben el relax, un clima incomparable, actividades acuáticas de distinta índole y baños variados en aguas limpias y tranquilas. De ahí que se considere una playa para todas las edades referente de la Isla, en la que turistas y residentes disfrutan del sol y el mar durante las cuatro estaciones. Jóvenes y mayores, familias y parejas, encuentran aquí la playa perfecta para sus vacaciones. Su fama y relevancia no se debe sólo a estos atributos, sino por ser pionera en accesibilidad en Canarias. Un lujo.