En un enclave incomparable, Arona brinda una amplia gama de calas, como Playa Honda, para la práctica del surf, tanto para expertos como principiantes. Más de un kilómetro y medio de playas para surfear se despliegan ante el visitante en un espectáculo que dura todo el año.