Muy cerca del puerto de Las Galletas, esta cala espera para sorprender con su fina arena negra, sus refugios de rocas, sus aires alternativos, sus paseos y su habitual mar en calma.