El emblemático Puerto Colón se afianzó hace ya mucho tiempo como referente no sólo de los propietarios de embarcaciones que quieren atracar y disfrutar de un lugar encantador, sino de infinidad de turistas que, cada día, optan por el ocio acuático mediante las empresas de motos, el avistamiento de cetáceos, el submarinismo, la pesca de altura o las simples excursiones por la vistosa y variada costa sureña. En un entorno que lo tiene casi todo, y junto o muy cerca de las numerosas y espectaculares playas de esta parte, este puerto hace gala a su nombre y es uno de los motores económicos de la zona.