Junto al Puerto Colón, esta cala presenta una gran afluencia de bañistas todo el año y, por su ubicación, servicios, restaurantes y mar tranquilo, bien merece su atención. La protección del espigón, las completas prestaciones y la oferta de ocio anexa resultan muy tentadoras.