Situada a los pies de un casino, la del Bobo es otra de las playas turísticas más antiguas de esta parte del Sur. Sus coquetas dimensiones, sus numerosas prestaciones, la cercanía de un pequeño y atractivo cabo, su arena y aguas tranquilas convierten su visita en algo muy agradable.