La playa más paradisíaca y adecuada para una buena caminata en Adeje se llama Diego Hernández y presenta una fina arena dorada en un entorno exento de construcciones. Desde la zona de La Caleta, en unos veinte minutos se llega a uno de los lugares más bellos de la costa sureña.